¿POR QUE SON QUÁNTICOS los JAIGARR?

 

No creáis que me gusta en exceso platicar sobre este asunto, el carácter quántico de estos cuadros en mi opinión es obvio, pero no menos obvio que para otros observadores podría no serlo, de hecho ese es el propio juego de lo cuántico. Si el observador cambia lo observado no hay que descartar que cuando yo observo mi pintura es netamente cuántica, no así, tal vez, cuando la observe otro que no tiene ni idea de lo que es la cuántica o al contrario que lo sabe mucho mejor que yo.

La pintura que plasma Jaigarr es tan cuántica, que teniendo presencia en esta realidad está conectada con otra muy distante a la que a veces accedo en vigilia sin dificultad y en otras… ella a través de mis manos y herramientas se posa en el papel. En demasiadas ocasiones esa otra realidad me utiliza para manifestarse en esta, no dudéis que siento que mis reproducciones son muchos más elevadas, transcendentes, hermosas y fantásticas que yo, eso por descontado, pero no es menos cierto que ellas me hacen a mí, como instrumento de la creación, un poco de lo que ellas son, lo cual agradezco y venero.

Los temas cuantiquísimos son identificables; el origen del universo, paisajes de exoplanetas, alienígenas, seres de otras dimensiones, caricias cromáticas, paraísos de color, escenas microscópicas, órganos diseccionados, retratos de mentes confusas, agujeros negros, materia oscura, la vida en esencia en ebullición, nebulosas y galaxias en expansión, piélagos insondables, onírico vivenciado… Es claro que no trato de la figura humana ni de sus obras/logros, trato de amplificar al observador mientras observa y dotarlo de aquello que le falta y le complementa, que es justo aquello que él toma y admira de lo que mira.      ¡Ojito a los temas!

Por ende, si tienes la fortuna de tener un Jaigarr en tu casa (¿a qué estás esperando…?) y lo miras día a día, podrás comprobar cuán cuántico es… cuánto más complejo es el cuadro más cambia la percepción de lo que en él hay, es… como si cambiara cada día, realmente cambian cada día, o tal vez sea tu mente de observador que lo va cambiando, o tal vez ambas cosas y el cuadro se adapta a tu mirada y tú te adaptas a como mirarlo. Hay quien dice que es magia, yo creo que solo es un poco de realidad cuántica. Color, belleza extrema y otras realidades inéditas que estando tal vez aquí o tal vez en la otra punta de este universo… no conseguimos divisarlas, hasta que se imprimen en los cuadros JAIGARR QUANTIC PAINTING.

BIENVENIDOS al UNIVERSO de INTERACCIÓN QUÁNTICA.

JAIGARR.

Comments ( 1 )

Bienvenidos al Blog de JAIGARR. Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Al continuar con la navegación entendemos que acepta nuestra Política de cookies.
Política de cookies